lunes, 19 de marzo de 2012

Del Empleo en Air liquide al Autoempleo solidario...

Poniendo un punto sobre la Q.
En français ---- In English


Pero para ser justos con la verdad, debo de decir, que me sentí realmente de despedido, cuando despidieron (de esa manera tan brutal), a mi compañero José Luis Parra, junto con otros 7 compañeros, en lo que llamamos el año negro de ALM, por los cambios bruscos de estructura y sin planificación medida, en todas las áreas organizativas, logística, administrativa y de ventas. Caótica y criminal, con el sueño de una empresa modelo, desparramada por los mercados del usura.

... se jactan en decir: “Por lo legal o por lo civil”) .../.. su virtud, su alma y su esencia.

Como se dice en la película “Rebelión en las aulas”, “Cuando un directivo, no cree ni confía en su gente, ni en su equipo, esta abocado al fracaso, al igual que el proyecto que dirige”.

... hemos crecido con sus sueños. Los sueños de Georges Claude y Paul Delorme, de un mundo vivo, lleno de innovación y avances sociales. Por ello, creo que en esta época de falta de valores personales y empresariales, la corporación con todos sus baluartes y potencialidades, debe replantearse con criterios nuevos y colectivos, para poder seguir siendo pionera en el mundo de la innovación y de desarrollo social. Y reencontrar su verdadera ALMA.
¡Este es mi siseo!

Felipe García Saura, empleado de L'Air Liquide de 1953 a 1979(†). Fallecido con 55 años, cuando aun se encontraba en servicio.

(*) Entre otros he propuesto y pedido: Apuesta total por las tecnologías del Hidrógeno, Tecnologías Limpias, Generadores de Pilas de Combustible para Hospitales, Generadores autónomos de H2,  SolarH2,  potenciar la Fundación Air Liquide, como generadora y motor cultural de innovación, trabajar para nuestro sueños, Conciliación familiar y laboral, etc...




Quiero empezar dando las gracias a todas las compañeras/os, amigas/os, y directores, que durante estos 20 años hemos compartido proyectos, experiencias, conocimientos, alegrías y vida, en este ilusionante proyecto que era L´Air Liquide...

Entre otros quiero destacar por nuestra estrecha relación, a Juan Tome, F. Gomez Bravo, J. Garrido, J. Ramírez, P. Martín, M. Martín, E. Medina, R. Martinez, D.G. Casero, A. Recena, Fco. Muñoz, J.L. Bravo, J.L. Parra, V. Angeles, J. Parralo, L. Nabal, Sr. Mengual, Pascual Albrieux, Benito, L. Bandres, J.L. Parra, V.delos Angeles, M. Vicario, A. Aranega, A. Piorno, A. Hernandez, J. Vivo y a todos los equipos de trabajo..., con los que he convivido día a día.

No quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer -muy mucho (como accionista) - la entrega y la pasión de algunos...

../..

Para leer completa, aquí

Carta de hasta luego "Felipe García , a sus compañeros y amigos de Air liquide"




Poniendo un punto sobre la Q de Air Liquide.
En français ---- In English

Quiero empezar dando las gracias a todas las compañeras/os, amigas/os, y directores, que durante estos 20 años hemos compartido proyectos, experiencias, conocimientos, alegrías y vida, en este ilusionante proyecto que era AL y que tanto me han ayudado a crecer y a ser quien soy ahora.

Entre otros quiero destacar por nuestra estrecha relación, a Juan Tome, F. Gomez Bravo, J. Garrido, J. Ramírez, P. Martín, M. Martín, E. Medina, R. Martinez, D.G. Casero,  A. Recena, Fco. Muñoz, J.L. Bravo, J.L. Parra, V. Angeles, J. Parralo, L. Nabal, Sr. Mengual, Pascual Albrieux, Benito, L. Bandres, J.L. Parra, V.delos Angeles, M. Vicario, A. Aranega, A. Piorno, A. Hernandez, J. Vivo y a todos los equipos de trabajo con los que he colaborado, en especial al equipo comercial de ALM, con los he compartido de manera intensa y a veces dolorosa, en estos últimos años, incluyendo -por supuesto-, a todos los compañeros de los C.T. de Málaga, Granada, Almería, Murcia, Valencia y Madrid, con los que he convivido día a día.

Tambien quiero hacer un recordatorio especial, a mis compañeros de equipo de los AL Trofic 1997 y 1999, con los que tanto compartimos, trabajamos y nos divertimos por nuestra empresa -incluyendo el resto de participantes y organizadores-, con los que vivimos experiencias enriquecedoras e inolvidables, entre los Alpes, que nos ayudaron a creer  y trabajar en un proyecto en el que creíamos y nos motivaba.

No quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer -muy mucho (como accionista) - la entrega y la pasión de algunos de los que excluyeron antes que a mi, y en especial a mis grandes amigos, buenos trabajadores y mejores personas, José Luis Parra y Vicente de los Ángeles, sin los cuales mi vida laboral en Murcia habría sido insípida. Por supuesto también a otros tantos amigos como Juan Parralo, Antonio Paredes, Antonio Fernandez, E. Diaz, Rafa de Málaga, M. Bonilla, E. Francés, M. Espinosa, M.J. de Merida,  Ernesto de  Galicia y otros muchos (más de 200)  que dieron lo mejor de ellos por este proyecto de AL, que nos motivaba y unía, bajo una propuesta de profesionalidad y coherencia en servicios y productos, pensados para el cliente y para el buen desarrollo de AL.

Pues bien, desde hoy 15 de marzo de 2010, la delegación centro-sur de Air Liquide Medicinal, ha dejado de cotizar por mi, después de casi 20 años de trabajo común y de estar al servicio de sus proyectos, con 3 traslados y 7 puestos diferentes en las actividades Comerciales, Técnico y de dirección, y con una disposición abierta a nuevos proyectos, que ni siquiera han querido escuchar, ni proponerme (*).

Pero en el fondo lo agradezco, pues ya no podía desarrollar mi vida personal, laboral, ni mis sueños (de una manera honesta, creativa y sostenible), dentro de los caminos y la estructura rígida, sorda e impersonal, en la que se ha convertido Air Liquide Medicinal.

Pero para ser justos con la verdad, debo de decir, que me sentí realmente de despedido, cuando despidieron (de esa manera tan brutal), a mi compañero José Luis Parra, (cuando se encontraba en una fase laboral expansiva), junto con otros 7 compañeros, en lo que llamamos el año negro de ALM, por los cambios bruscos de estructura y sin planificación medida, en todas las áreas organizativas, logística, administrativa y de ventas.

Desde ese instante, las propuestas -tanto de la dirección nacional, como de la nueva dirección local-, han roto la estructura dinámica del colectivo, para pasar a una estructura de mando dictatorial (como se jactan en decir: “Por lo legal o por lo civil”) inamovible en sus propuestas, basada en el reporte de datos, la dispersión de responsabilidades, la no escucha y los resultados económicos carentes de Alma. Con todo esto, me han ido dejando fuera de su proyecto y me he sentido rechazado y excluido, de una empresa que ha ido perdiendo -para mi-, su virtud, su alma y su esencia.

Y no es que yo lo haya hecho todo bien. Ciertamente no es así. Mas quisiese yo,  Y pido excusas por ello. Pero para eso esta la motivación, el trabajo en equipo, la escucha y la implicación de todos para la consecución de los objetivos pactados y no impuestos, por planes financieros quinquenales a futuros. también las distintas direcciones nacionales, han cometido errores organizativos y de equipo, que NO reconocen, ni justifican, acallándolos y dejandolos en el olvido, lo que nos ha llevado a despidos innecesarios (**), desorganización, perdida de motivación, descontento y perdida de clientes. Excluyendo del proyecto, el Alma de la empresa, como son sus Empleados y Colaboradores.

Como se dice en la película “Rebelión en las aulas”, “Cuando un directivo, no cree ni confía en su gente, ni en su equipo, esta abocado al fracaso, al igual que el proyecto que dirige”.

Ahora vivimos en un proyecto teledirigido por la economía imperante -no del producto, sino de la especulación financiera-, que no atiende a razones ni criterios racionales de escucha y cooperación, donde los colaboradores o empleados son meras fichas a mover -pues parece que no tiene nada que aportar-,  perdiendo así el bagaje, el ímpetu y el conocimiento adquirido a lo largo de años de trabajo. Y peor aún, ni tan siquiera se da opción a que se puedan tomar parte activa del proyecto (ya que el los foros anuales no se deja espacio al simple dialogo o intercambio de ideas), siendo meros ejecutores de ordenes impuestas.

De alguna manera, todos nos hemos ido mirando en el espejo empresarial y colectivo que era la corporación Air Liquide, y hemos crecido con sus sueños. Los sueños de  Georges Claude y Paul Delorme, de un mundo vivo, lleno de innovación y avances sociales. Por ello, creo que en esta época de falta de valores personales y empresariales, la corporación con todos sus baluartes y potencialidades -de la cual me siento y sentiré siempre participe pues nací dentro de ella-, debe replantearse con criterios nuevos y colectivos, para poder seguir siendo pionera en el mundo de la innovación. Y reencontrar y potenciar realmente su ALMA.
¡Este es mi deseo!


A mi Padre, Felipe García Saura, empleado de  L'Air Liquide de 1953 a 1979(†). Fallecido con 55 años, cuando aun se encontraba en servicio.



(*) Entre otros he propuesto y pedido: Apuesta por las tecnologías del Hidrógeno, Tecnologías Limpias, Generadores de Pilas de Combustible para Hospitales, Generadores autónomos de H2, Colaborar con la Fundación AL, Conciliación familiar y laboral, etc...

(**) No hablo del mio.